Piscinas Seguras

c25_306
Negro, elegancia exterior
enero 14, 2016
piscina-amplia-mosaico-luz-grande-deck
Las opciones de iluminación de piscinas
enero 15, 2016
Show all

Piscinas Seguras

1347637557048

Siempre debemos vigilar a los pequeños mientras están en el
agua o cerca de ella, ya que la mayoría de accidentes fatales ocurren
en un segundo de distracción. En este sentido las vallas de
BabySecur son un aliado perfecto para la seguridad de los niños,
ya que permiten la visibilidad del interior y del exterior, no
son escalables, y aunque es posible que el precio sea algo más
elevado, realmente merece la pena. Incluso a veces también
existen otras zonas peligrosas que habría que proteger, como
las escaleras, desniveles o balcones.

Cloro contra las infecciones: en su justa medida
Muchos de los problemas de salud producidos por los baños en piscinas están relacionados con la cloración. El cloro es un poderoso desinfectante utilizado en el tratamiento del agua a fin de mantenerla libre de microorganismos. No obstante, puede tener un ligero efecto irritante sobre la piel y las mucosas. ¿Quién no ha notado en alguna ocasión escozor en los ojos o molestias en la garganta después de un baño en la piscina? Por otra parte, sin este efecto antiséptico, los microorganismos pueden proliferar, con los consiguientes problemas que también esto puede acarrear.

Los ojos son uno de los puntos débiles en la piscina y las afecciones son frecuentes. En personas que nadan con los ojos abiertos pueden surgir pequeñas molestias ocasionadas por el efecto irritante que tiene el cloro sobre la conjuntiva ocular. En algunas ocasiones, por el contrario, hay conjuntivitis infecciosas que suelen adquirirse por el baño en aguas poco cloradas. Ambas pueden diferenciarse por el momento y la forma en que aparecen. Las conjuntivitis infecciosas suelen manifestarse algunos días después del baño, mientras que las irritativas surgen al cabo de pocas horas.

Para prevenirlas, se recomienda el uso de gafas protectoras. Este punto es importante sobre todo en los niños, que suelen permanecer mucho tiempo en el agua, a menudo buceando para buscar objetos. Las gafas de sol también son recomendables para minimizar los daños oculares, ya que la radiación solar es un factor añadido de agresión.

El agua, el calor, el sudor, el uso de bastoncillos o tapones inadecuados para los oídos provocan muchas otitis en verano

Por otra parte, en los últimos años se ha discutido del potencial efecto dañino de compuestos tóxicos producidos por la reacción entre los desinfectantes del agua y la materia orgánica que se encuentra en ella y que proviene del sudor, cabellos, células cutáneas y orina. A corto plazo, estos productos que están tanto en el agua como en el ambiente pueden causar cambios en el ADN. La exposición a estos compuestos, así como los problemas derivados de la cloración, son mayores en las piscinas cubiertas.

Para minimizar la exposición es aconsejable ducharse al salir del agua. También se recomienda hacerlo antes, para reducir la cantidad de sudor y de células de la piel que se desprenderán durante el baño. Y, por supuesto, es importante no orinar en la piscina, una práctica más habitual de lo que se cree

2 Comments

  1. Hippie dice:

    What a joy to find such clear thinnikg. Thanks for posting!

    • Nook dice:

      , approaching the library in a conquered city: "If the books within agree with the Koran, we don't need them; if they disagree with the Koran, we don't want them. Burn them allqu.&ot;Islam in a nutshell.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *